¡Cuidado con los productos comerciales de Stevia!

La stevia es una planta, la más famosa su nombre científico es stevia rebaudiana y resulta que es 300 veces más dulce que el azúcar de caña. Tiene un efecto insignificante sobre la glucosa en la sangre y no tiene calorías. Pueden consumirla niños, embarazadas y diabéticos.

Si, suenan maravillosas todas las propiedades de la stevia peeeeeeeeeeero... ¿Es stevia los productos que venen en el súper? ¡Ten mucho cuidado porque la mayoría tienen menos del 5% de stevia y el resto son endulzantes artificiales dañinos! Nos muestran sobre muy bonitos, ecológicos y con la palabra al frente Stevia, pero tienen maltodextrina, sucralosa, sacarina, aspartamo, neotame, acesulfatamo K y en el mejor de los casos azúcar de caña. 

Así que, la stevia si es apta para diabéticos, pero la mayoría de productos no lo son. Revisa muy bien las etiquetas, en ocasiones vienen en líquido y prácticamente no se alcanza a leer el contenido. Las presentaciones de stevia en polvo generalmente tienen más ingredientes dañinos. Lo mejor que pudieras encontrar en ingredientes: Extracto de stevia, agua destilada y sorbato de potasio (una sal que se usa como conservador).

A muchas personas no les gusta consumir stevia por su sabor amargo, existe una stevia líquida natural que no amarga, es de la marca de Villa Santerra. Es súper concentrada y con 6 gotitas es suficiente para endulzar un vaso.

Un poquito de historia de la stevia... Se utiliza en países de sudamérica, principalmente Paraguay desde hace 1,500 años. Moisés Santiago Bertoni, un botánico suizo fue quien la nombró en 1899 en honor a el botánico Pedro Jaime Esteve. 

En 1931 químicos franceses lograron extraer en laboratorio los glucósidos de la stevia para hacer un endulzante natural. En los 1970's hubo muchas investigaciones que descubrieron la relación de enfermedades con los endulzantes artificiales, por lo que empezó a popularizarse. Actualmente la stevia, en Japón, representa el 40% del mercado de los endulzantes.

En resumen, la stevia es el mejor endulzante disponible por tener índice glucémico 0. Puede consumirla toda la familia: niños, diabéticos y embarazadas. Lo importante es confirmar que los productos que compras sean realmente stevia y no tengan endulzantes artificiales.