Aporte calórico de tus bebidas

Una de las formas más sencillas para ingerir calorías vacías, es decir, sin valor nutricional, son las bebidas azucaradas. Café, té, refrescos, jugos, todos varían, pero pueden tener alrededor de 8 a 12 cucharadas de azúcar por porción, lo que suma cerca de 200 calorías.

En una dieta de 1,500 calorías, un solo refresco es un importante desperdicio, pues no tiene un valor nutricional agregado y balanceado, no aporta proteínas, ni vitaminas, ni fibra y, si tomamos más de uno, estamos afectando nuestra nutrición de forma grave.

Un adulto en promedio puede llegar a beberse hasta 5 bebidas azucaradas al día, con lo que cubre su aporte calórico, pero nadie come solo refresco, por lo que al sumar los alimentos estaríamos doblando o triplicando las necesidades de nuestro cuerpo.

Si nuestro gasto calórico fuera igual de fuerte, digamos como el de un atleta de alto rendimiento, podríamos justificar una ingesta adicional, pero lo cierto es que lo común es que la mayoría de las personas llevan un estilo de vida sedentario, en el que no tienen la oportunidad de quemar ese excedente calórico.

Hoy en día existen muchos edulcorantes que resuelven el problema del exceso calórico, pero traen otros inconvenientes. Algunos edulcorantes artificiales han sido vinculados con la aparición de diversos cánceres y diabetes.

Otros edulcorantes son naturales, como la fructosa y el eritritol, pero tienen el inconveniente de que no mandan señales de saciedad al cerebro, por lo que aumentan nuestro apetito y comemos en mayor cantidad, así pierden su propósito.

El eritritol puede encontrarse de forma natural en frutas como el Monk Fruit, que se ha vuelto muy popular en años recientes, pero tiene algunos inconvenientes, como que no se lleva muy bien con la salud digestiva al ser laxante; puede provocar diarreas.

Pero sí hay una alternativa que cumple con todos los requisitos, es natural, su índice glicémico es 0, no interfiere las señales de saciedad y una pequeña cantidad endulza como 4 o 5 cucharadas de azúcar. Estamos hablando de la stevia. Ojo, que hay muchos edulcorantes (endulzantes), que dicen tener stevia, pero son un engaño.

Algunas personas argumentan que la stevia es amarga, pero hoy en día es posible procesarla para quitar ese sabor sin perder sus beneficios y es una forma sana de endulzar bebidas y postres.

Te garantizamos, después de conocer Stevia Líquida de Villa Santerra, no volverás a consumir otro endulzante.

Bajar de pesoStevia