La cúrcuma para la artritis y el dolor crónico

El dolor de articulaciones y de espalda es muy común. También es común que dejando pasar un poco de tiempo desaparezca. Desafortunadamente en otros casos no ocurre así y el dolor permanece. El dolor musculoesquelético permanente tiene efectos muy adversos que van desde drenar tu energía a incluso estar ligados a la depresión.


La causa más común de dolor de articulaciones y de espalda está relacionada con el deterioro de los cartílagos de las articulaciones causando rozamiento entre los huesos y a su vez inflamación y dolor. Esto puede ser resultado de una lesión o simplemente por el paso de los años.


La inflamación causa dolor. Si se alivia la inflamación se alivia el dolor. Entonces el efecto antiinflamatorio de la curcumina ayuda a reducir el dolor.


Algunos estudios han encontrado beneficios de la curcumina para ayudar a aliviar artritis y dolor crónico. Entre los beneficios se han encontrado: reducción de la inflamación, regeneración de cartílagos y alivio del dolor. 


Un estudio encontró que la curcumina producía una reducción de 16 veces los niveles en la sangre de la proteína que indica niveles altos de inflamación (CRP). Otro estudio encontró mayor eficacia en el alivio del dolor de la curcumina combinada con boswellia  comparada con el medicamento celecoxib (Celebrex). Otro estudio encontró que personas con artritis reumatoide que tomaron curcumina 2 veces al día tuvieron un alivio del dolor similar a los que tomaron diclofenaco sódico (Voltaren) y esto sin los efectos adversos que este medicamento pueda tener.


Referencias:

ArtritisCúrcuma