¿Se recomienda consumir cúrcuma en lactancia?

Hay muchos mitos sobre el consumo de cúrcuma durante la lactancia. No es recomendada en el embarazo, pero te sorprenderá saber todos los beneficios que te puede traer durante la lactancia, te mencionamos algunos a continuación: 

Reducción de inflamación

Uno de los problemas más comunes durante la lactancia es tener los senos hinchados y las glándulas mamarias obstruidas, lo cual causa mucho dolor. La cúrcuma al ayudar contra la inflamación disminuye la inflamación de los senos y por lo tanto se podrá amamantar al bebé sin problemas. Leer más beneficios de la cúrcuma.

Disminución de colesterol

La cúrcuma es conocida por reducir niveles de colesterol en el suero y previene riesgos de enfermedades cardiovasculares. Aquí unos tips para bajar el colesterol "malo".

Aumenta inmunidad

La cúrcuma tiene lipopolisacárido, el cual fortalece la inmunidad en el cuerpo. Al mismo tiempo que tiene propiedades antibacterianas y antivirales que protegen del resfriado, tos y gripe mientras se amamanta al bebé. 

Previene osteoartritis

Como es conocido la cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que ayudan a la prevención de artritis reumatoide y osteoartritis. Esto ayuda a que las mamás en tiempos de lactancia tengan menos posibilidades de sufrir inflamación y dolor en las articulaciones.

Ayuda a la digestión

Este es un beneficio que también es muy conocido sobre la cúrcuma. Ésta ayuda a la vesícula biliar para producir una bilis adecuada, promoviendo la digestión y minimización de gases e hinchazón para las madres lactantes.

Control de peso

La cúrcuma al aumentar el flujo de la bilis ayuda a regular el peso corporal y previene el riesgo de aumentar de peso o llegar a la obesidad que es muy común en madres lactantes. Recomendado: ¿Ayuda la cúrcuma a bajar de peso?


Prevención de enfermedad hepática

La cúrcuma ayuda a aumentar la producción de enzimas cruciales que requiere el hígado para desintoxicar la sangre. Se descomponen las enzimas vitales y ayudan a minimizar las toxinas que se encuentran en el cuerpo, al mismo tiempo que mejora la circulación sanguínea en las madres lactantes.


Por lo tanto, si se puede consumir cúrcuma durante la lactancia, sin embargo, como siempre recomendamos que se consulte al médico de confianza ante cualquier duda. Al consumirlo debe de ser en cantidades pequeñas y de manera responsable sin abusar del mismo. Revisa ¿Cuánta cúrcuma consumir diariamente?

Fuentes y lectura de apoyo: 

http://www.e-lactancia.org/ 
Turmeric and Bresfeeding
National Center for Biotechnology Information

CúrcumaEmbarazo